domingo, 15 de abril de 2012

Capítulo 16. EL INVIERNO.

Una mañana más. No entra demasiada luz. Quizá no es demasiado tarde. El reloj no dice lo mismo. Sí, es tarde, demasiado para todo lo que sin ganas, tienes que hacer hoy.

Llueve mucho, el cielo está gris. La primavera ha llegado pero sientes el invierno dentro y no solamente por el frío, porque te moquea la nariz, estornudas y toses, es sobre todo porque hace mucho tiempo que sientes que es invierno. Parece que un día llegó, más o menos en Noviembre, como todos los años, pero desde ese Noviembre, tienes la sensación de que no te ha abandonado. 

¡Venga!, ¡abrígate!, ¡levántate!, sólo es un día más. Uno de tantos de este invierno, de este frío que en algún momento acabará.

Silencio. El silencio a veces grita demasiado. Oyes como chilla tu mente y es demasiado temprano para tanto grito. No soportas los gritos. Te bloquean. -"¡Ésto no es lo que quieres!" -"¡Mierda!, no porque lo grites más y continuamente, cambiarán las cosas"

El café solo, sola, como cada día no hace que te entren más ganas de pasar 8 horas delante de los papeles. Es mucho más interesante el corrillo cibernético, ¡dónde va a parar!. Cualquier excusa es buena. ¿Cuál te inventarás hoy?.

¿Estarán las personas que te animan?, ¿esas que te hacen sentir que, a veces, dices cosas e incluso eres interesante?. Tú valías para cosas, ¿no?. Recuerdas que sí, incluso para amar. Antes has amado, y también te amaron.... Ya no recuerdas qué era, pero sí tienes la imagen del impulso, que en los buenos tiempos, eso te daba. Cuando aún pensabas que era posible ser lo que uno quiere viniendo desde abajo. Únicamente había que luchar, y a ti eso nunca se te ha dado mal. Eres quejica, pero luchadora, las cosas como son. ¿Por qué ya no tienes ganas?.

De todas las opciones posibles de futuro, estás apurando la última, la menos deseada. Te sientes una borrega. ¿Para ésto tanto?, ¿tantas vueltas dadas para acabar en el lugar del que partiste hace 8 años cuando decidiste ser idealista y no realista?.


Tu conexión con algo parecido a lo que quieres, con gente que te interesa, te apoya, activan tu inteligencia, también con esa otra gente que te activa emocionalmente pero que son del tipo "Guadiana" (las patadas en las espinillas virtuales, también forman parte de la vida, ¿no?), tu contacto con todo ello es a través de una pantalla. ¿Quién lo iba a decir?.


Tú tenías una vida creo recordar. También tenías sueños, objetivos. Ahora tienes invierno detrás de una ventana. Tú siempre has preferido el verano. Eres de calor. Necesitas (su) calor. Necesitas el calor que da el hacer lo que uno sueña, para lo que uno vale. Salir del coma. De la crionización. 

Hoy te levantaste cuando en realidad lo que querías era dormir bien, por una noche, por todo un día. Otro día más de tripas congeladas.

Mañana hará calor, ¡seguro! (esperas).




                                       


                                                                                                        Para vosotros, los que traéis primavera.


7 comentarios:

  1. La palabra, como los sentimientos y los impulsos, han de ser diacrónicos. Admirable la forma de desvestirse ante la vida, aunque sea a través de una pantalla. Aún hay gente que cree en la voz de sus iguales. Yo te animo a que ni el invierno más frío o el noviembre más austero no te arrebaten nunca la forma de mirar.

    Un caluroso achuchón desde Madrid,


    ERA...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me traes primavera, lo que traes es el calor de un atardecer de finales de Agosto. Te quiero aunque no conozca tu cara :)

      Achuchones.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias! Feliz por ambas cosas.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Laura, asómate a la ventana. Luce el sol, porque ya es primavera. ¿Y sabes? La luz del sol no la pueden agrisar a golpe de decreto. Acabo de llegar de tu tierra, luminosa y jaranera, con más pecas de las que tenía al irme. El "corrillo cibernético" siempre está ahí, para compartir el café y que uno esté menos solo. Quedas invitada a uno más "físico" cuando vengas a Madrid, y a un achuchón como dice ilbuonarroto. Tal es la afinidad que tenemos por las palabras que hasta se despide como hago yo con mis amistades más queridas :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me haces muy feliz!!! Y tengo muchísimas ganas de ese café, queda pendiente!.

      Mil besos preciosa! :)))

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar